Van a terminar como Cabezas

0
22


El conductor y periodista Nelson Castro y el equipo del canal TN fueron amenazados de muerte mientras estaban realizando la cobertura sobre la ola de violencia narco en Rosario. Los agresores les exigían que no se cubran los hechos criminales que conmocionaron a la ciudad en los últimos días.

Los mensajes intimidatorios los recibió en su celular el periodista Sebastián Domenech, quien ya estaba trabajando desde el fin de semana en la ciudad santafesina, luego de la seguidilla de cuatro asesinatos en cinco días que tuvieron lugar en Rosario.

Minutos antes de las 9 de este lunes y a través del WhatsApp, Domenech recibió una serie de mensajes de un contacto desconocido en los que amenazaban de muerte al conductor y al equipo del canal.

“Decile que si llega a venir a Oroño (una calle) lo sacamos a tiros. El que avisa no traiciona. Que se vaya de Rosario, no lo queremos acá”, dice el primero de los mensajes que se cierra con un “atentamente, la mafia”.

En otros de los mensajes intimidatorios, amenazan a Castro: “Van a terminar como Cabezas”, en referencia al fotógrafo de la revista Noticias asesinado en enero de 1997 en Pinamar.

Los mensajes fueron acompañados por una foto capturada de un televisor (reenviada) donde se lo ve a Nelson Castro realizando la cobertura en vivo para el canal de noticias.

Los mensajes amenazantes hacia el periodista Nelson Castro y el equipo de TN. Foto: Captura TNLos mensajes amenazantes hacia el periodista Nelson Castro y el equipo de TN. Foto: Captura TN

La gente tiene miedo. No quiere hablar. Vi varios casos en los que les pido un testimonio y me piden disculpas, pero no quieren hablar. Esto es una síntesis de lo que se está viviendo acá”, informó Castro.

Sobre la amenaza recibida, el periodista fue contundente. “Estamos viviendo en carne propia lo que experimenta, padece y sufre la gente de Rosario. A la hora que recibimos la amenaza, uno de los playeros no quiso dar su testimonio por miedo a represalias. Por eso nos fuimos de ahí, para no exponerlo. Pero esto permite entender lo que la gente está padeciendo acá”, dijo.

Según se informó desde el canal, se está constituyendo una unidad fiscal para investigar las amenazas recibidas por el conductor y el equipo periodístico.

Castro se encuentra al aire desde muy temprano desde Rosario mostrando en vivo la grave situación que se vive allí. Y previo a las amenazas mostró la estación de servicio donde el sábado por la noche fue asesinado a balazos el joven playero de 25 años.

El periodista paseó por varias estaciones de servicio mostrando que varias están cerradas en una ciudad que se ve semi desierta. No hay colectivos, ni servicios de taxis, ni clases.

Calles semivacías y colegios cerrados en Rosario por la ola de violencia narco. Foto: Juan José GarcíaCalles semivacías y colegios cerrados en Rosario por la ola de violencia narco. Foto: Juan José García

En su recorrido, habló con los vecinos que, aseguran, tienen miedo de salir a trabajar y se cruzó con un compañero de Bruno Bussanich, el playero asesinado. “Seguimos como se puede, la ciudad está así. En lo personal no me sorprende lo que pasó. Ojalá cese todo”, dijo.

Tras conocerse la intimidación a Castro, desde el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) se repudió la amenaza y se intimó a las fuerzas estatales para “cuidar a los periodistas” que informan desde Rosario.

“FOPEA manifiesta la urgente necesidad de que los poderes del Estado adopten medidas inmediatas de resguardo a la prensa de Rosario y reitera el reclamo a las autoridades nacionales y de la Provincia de Santa Fe para que brinden protección efectiva a medios y a periodistas, ante las amenazas que sufren en cumplimiento de su trabajo.”, escribieron a través de la red social X.

Y continuaron: “En este contexto de hostilidad y violencia creciente que atemoriza a la ciudad, es clave que los periodistas puedan realizar su tarea con las debidas garantías en defensa de libertad de expresión y al derecho a la información de la sociedad”.

También, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) repudió la amenaza contra Nelson Castro y el equipo periodístico de TN.

A través de un comunicado publicado en X, expresó: “ADEPA condena enérgicamente las amenazas de muerte al periodista Nelson Castro y al equipo del canal Todo Noticias mientras se encontraban realizando una cobertura en Rosario, que en los últimos días fue escenario de graves crímenes perpetrados por bandas de narcotraficantes. Las amenazas fueron recibidas en el teléfono celular del periodista Sebastián Domenech, desde un número desconocido. Fueron varios mensajes intimidatorios dirigidos contra Castro y el equipo del canal.”, publicaron.

Y agregaron: “ADEPA insta a las autoridades locales y federales, y a los tres poderes del estado, a investigar y a sancionar a los responsables de las amenazas que recibió el conductor y el equipo que cubre la violencia narco en Rosario”.

En la Legislatura porteña también se hicieron eco y llamaron a repudiar las amenazas. El legislador porteño Claudio Romero, presentó un proyecto de declaración ante la intimidación a Castro y su equipo. “Habiéndose cumplido 40 años del retorno de la democracia, estos hechos deben ser repudiados por toda la sociedad y solicitamos el pronto esclarecimiento de los hechos para que sobre los responsables, recaiga todo el peso de la ley”, sostuvo en su presentación el también presidente del PRO en la Ciudad.

Amenazan también a un periodista de A24: “Te vamos a matar”

Luego de la amenaza hacia Nelson Castro y al equipo periodístico de TN que están cubriendo los hechos que conmocionaron Rosario durante los últimos días, otro medio periodístico sufrió otra amenaza de muerte, el cronista de A24.

Se trata de Alejandro Pueblas, que en un vivo desde allí recibió un llamado desconocido a su celular con el mensaje “te vamos a matar”.

Ocurrió a las 13.44 luego de que el cronista diera un pantallazo de como estaba la ciudad. “Me acaban de llamar diciéndome que me van a matar“, argumentó el periodista de A24 y mostró su celular donde figuraba una llamada de número anónimo con una duración de sólo 6 segundos.

Una semana intimidante de amenazas, balas y muerte

La violencia narco elevó el voltaje durante la última semana en Rosario. Hubo cuatro muertos y mensajes intimidatorios hacia la gobernación santafesina, los responsables de la seguridad, provincial y nacional, y ahora también a los periodistas que cubren la actualidad que sacude a la ciudad.

El martes pasado mataron a tiros al taxista Héctor Raúl Figueroa (42). Un día después, también en horas de la noche, Diego Alejandro Celentano (32), otro taxista, fue asesinado de cinco tiros. Le disparó un pasajero que transportaba por el barrio Saladillo, en la parte sur de la ciudad.

El jueves fue Marcos Iván Daloia, de 38 años, chofer de la línea K de trolebuses de la ciudad, quien fue atacado a sangre fría: una persona simuló parar el transporte público que manejaba para tomarlo, pero cuando el chofer abrió la puerta le disparó a la cabeza. Tras afrontar algunos días de agonía, murió pasado el mediodía de este domingo.

El último crimen tuvo lugar este sábado por la noche, el de Bruno Bussanich. El playero de una estación de servicio que fue asesinado de al menos tres disparos que le perpetró un sicario a sangre fría. Murió este domingo.





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here