Simone de Beauvoir | El Deber

0
16


Simone de Beauvoir es un nombre que resuena con fuerza en el mundo de las mujeres, de la filosofía, la literatura. Fue una destacada pensadora, una adelantada a su época, su aporte por la igualdad de género sigue y seguirá inspirando a generaciones de mujeres en todo el mundo. Nacida en París, en una familia burguesa, con una educación privilegiada, se atrevió a cuestionar las restricciones que limitaban el potencial de las mujeres en la sociedad y desafió las estructuras de poder que perpetuaban la desigualdad de género.

En 1949, Simone de Beauvoir publicó “El Segundo Sexo”, una magistral obra que ha dejado una marca en la historia del feminismo. Este libro no solo analizó la condición de las mujeres en la sociedad, sino que desafió las concepciones arraigadas sobre el género. Puso en evidencia y cuestionó la opresión y subordinación que las mujeres enfrentaban. Fue revolucionario en su enfoque, no solo describió las realidades de la vida de las mujeres, sino que también instó a las mujeres a reclamar su autonomía y libertad.

Su famosa afirmación, “No se nace mujer: se llega a serlo”, resume la esencia de su pensamiento y su llamado a la acción, argumentando que no nacíamos como mujeres, sino que nos convertían en ellas a través de un proceso de socialización en el que a las mujeres se les asignan roles predeterminados a medida que crecen en una sociedad que está estructurada en torno a la división de género y la desigualdad. Los roles de género son construcciones sociales y culturales, que han derivado en creencias limitantes para muchas mujeres. Hoy en día defendemos que el talento no tiene género, que las profesiones no tienen género, que da igual si es hombre o mujer, debemos tener las mismas oportunidades y derechos.

Simone de Beauvoir, dedicó gran parte de su obra al concepto de igualdad, abogando para que las niñas y los niños y las mujeres y los hombres tengan las mismas oportunidades. A pesar de los avances en materia de igualdad de género, muchas mujeres todavía enfrentan barreras y discriminación para lograr su desarrollo y expandir su potencial, continúan enfrentando desafíos en términos de acceso a la educación, oportunidades laborales, igualdad salarial.

La obra de Beauvoir a pesar de haber sido escrita en un contexto histórico diferente sigue vigente hoy en día. Seguirá siendo una inspiración para quienes luchamos por la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres y para aquellos que buscan trascender y dejar legado por un mundo donde todas las mujeres puedan vivir libres de discriminación y opresión.

En este mes de marzo, dedicado a conmemorar el papel y los logros de las mujeres en la historia, en un mundo aún marcado por desigualdades, honramos el legado que perdura de Simone de Beauvoir. Su agudeza intelectual, su espíritu de resistencia y su vida misma nos inspiran y reafirman nuestro compromiso con la causa de las mujeres, las jóvenes y las niñas de nuestro país.

En Fundación Iguales somos una Comunidad de mujeres que estamos sembrando, y nuestra semilla se convertirá en un árbol que dará sombra a todos.

 



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here