¿Qué pasa si le das un tomate a un perro?

0
18


Los tomates son unas de las verduras más increíbles que tenemos a nuestra disposición. Y por tanto, no pueden faltar nunca en la heladera de ningún hogar, ni el carta de cualquier restaurante.

De pocas calorías y muy buenas vitaminas antioxidantes: la C, E y A (esta última con el precursor betacaroteno); con vitaminas B1 y B6, ácido fólico y grandes aportes de minerales, el tomate, sobre todo, es lindo y, además, es rico.

Es rico cortado al medio con aceite de oliva y orégano; es exquisito relleno de atún; o cortado en juliana con cebolla para acompañar el asado; y ni hablemos convertido en salsa para matizar y darle vida a la pasta o la pizza.

¿Pero, qué pasa si le damos tomate a un perro? ¿Qué pasa si nuestro querido cachorro, de tanto acompañarnos, se muere por ese tomatito cherry que sacamos de la heladera? ¿Les hace mal?

¿Qué pasa si le das un tomate a un perro?

Primero lo primero. Y para no olvidar nunca. El perro es uno más de nuestra familia, si. Pero no es humano. Por tanto, no puede comer todo lo que comemos nosotros. Y menos como lo preparamos nosotros.

¿Qué pasa si le das un tomate a un perro? Perro comiendo tomate. Imagen Radio Mitre Cienradios.¿Qué pasa si le das un tomate a un perro? Perro comiendo tomate. Imagen Radio Mitre Cienradios.

Pero una rodaja de tomate bien maduro como premio o un tomatito cherry para alegrarlo, se le puede dar sin problemas al perro. Pero siempre que sea de vez en cuando. Y que no forme parte de su dieta diaria, porque no lo necesita.

Definitivamente, el tomate rojo, maduro, no es tóxico para los perros. ¿Por qué, en tantos sitios, leemos que mejor no darle tomates al perro? ¿O los veterinarios que nos dicen que hay que tener cuidado con ellos?

Se da con el tomate y el perro el mismo vínculo que ocurre entre nuestras mascotas y la cebolla o la planta lengua de suegra. El tomate maduro no es tóxico. Pero la planta del tomate si puede ser tóxica para el animal.

Todo lo que rodea al tomate bien rojo es tóxico para el perro. Las hojas, los tallos, las flores, el fruto cuando está verde./ Foto: iStock.Todo lo que rodea al tomate bien rojo es tóxico para el perro. Las hojas, los tallos, las flores, el fruto cuando está verde./ Foto: iStock.

Sobre todo, las hojas, los tallos, las cepas o los frutos cuando están verdes. Y es que lo verde del tomate tiene un compuesto llamado glicoalcaloide (sonalina) que sí es tóxico para los perros, según señala el sitio especializado Experto Animal.

Quien además agrega en su web que, si un perro ha comido hojas o tallos de la planta del tomate, habrá que vigilarlo ya que “pueden provocarle diarrea, gases e incluso vómitos. En los casos más graves, cuando el perro ingiere una gran cantidad, pueden aparecer diversos síntomas de envenenamiento”

El perro y la huerta en casa

Una vez sabido que es la planta del tomate (sus hojas, sus tallos, sus cepas) y sus frutos cuando están verdes lo que pueden envenenar al cachorro, nos encontramos con el dilema que no hay huerta digna en el jardín sino tiene tomates, no? Bien. ¿Y qué hacemos con el perro?

Si tienes un jardín grande con tomates, te será muy difícil tener un cachorro./ Foto de Roman Odintsov para Pexels.Si tienes un jardín grande con tomates, te será muy difícil tener un cachorro./ Foto de Roman Odintsov para Pexels.

Habrá que buscar opciones para separar a nuestro cachorro de la planta de tomate, como así también hay que separarlo de la de aloe vera, de la de lengua de suegra, o del rosal, por dar algunos casos que lo ponen en peligro.

Deberás armar entonces una cerca que separe con seguridad a las plantas de tomate del perro. O armar un plantado en macetas altas colgantes, a las que el peludo no puede llegar.

Eso sí: si eliges convivir con el perro y la planta de tomate, entonces, olvídate de darle un cherry como premio. O una rodaja hermosa en una tarde de primavera. Es mejor darle cualquier premio comercial, que uno vinculado a una planta tóxica que vive cerca de él.

Qué pasa si el perro come hojas de la planta del tomate

En el caso de que un perro haya comido cantidades importantes de solanina y tomatina, las dos sustancias que lo pueden afectar y que están en las hojas, el tallo y los frutos verdes, según el sitio AnimalFiel, los síntomas que podrán aparecerle serán los siguientes:

Perro comiendo tomates. Imagen: Radio Mitre. Cienradios.Perro comiendo tomates. Imagen: Radio Mitre. Cienradios.
  • Malestar gastrointestinal (vómitos, diarrea).
  • Pérdida de la coordinación.
  • Pupilas dilatadas.
  • Debilidad muscular.
  • Temblores.
  • Convulsiones.
  • Desaceleración del ritmo cardíaco.
  • Letargo.
  • Babeo excesivo.
  • Cambios en el comportamiento.

Obviamente que, ante el primero de los síntomas, hay que recurrir con celeridad a un veterinario de confianza que nos pueda ayudar con el problema que está pasando nuestra querida mascota.

Las ventajas de no tener huerta

Si no tienes una planta de tomates en tu casa, entonces, tus temores sobre el tomate y la ingesta del perro desaparecen. Es bueno saber que muchos veterinarios, al igual que sitios especializados, coinciden en que el tomate maduro, rojo, es bueno para los perros.

Pero, recalcan, dado como snack, como algo ocasional, o que complemente una dieta natural, en donde la porción de frutas y verduras en cada porción no puede exceder nunca el 10 o 15 por ciento del total de esa ingesta.

Así no. Nunca le des pizza a tu cachorro. El tomate de la pizza tiene sal, ajo, condimentos. Le hará daño./ Freepik.Así no. Nunca le des pizza a tu cachorro. El tomate de la pizza tiene sal, ajo, condimentos. Le hará daño./ Freepik.

Pero cuando pienses en el tomate y tu cachorro, debes pensar que nunca podrás darle al perro el tomate con sal y ajo como lo comemos nosotros. Jamás. El tomate, bien rojo, lavadito y sin nada que agregarle. Un par de rebanadas no más.

El sitio AnimalFiel señala en su web 5 beneficios de darle periódicamente tomates al perro. Veamos:

  1. Sistema inmunológico más fuerte. Gracias a su contenido de vitamina C, el tomate ayuda a subir las defensas y combatir infecciones comunes.
  2. Mejor salud visual. La vitamina A del tomate favorece la buena salud de los ojos.
  3. Menor riesgo de enfermedades crónicas. Los betacarotenos y el licopeno, ambos compuestos antioxidantes presentes en el tomate rojo maduro, han sido vinculados con un menor riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y problemas en los huesos.
  4. Buena salud de las arterias, nervios y músculos. El potasio es un mineral esencial para la salud de los nervios, las arterias y los músculos, no solo en humanos, sino también en los perros. También es imprescindible para regular el azúcar en sangre. Precisamente, el tomate es una verdura rica en potasio.
  5. Mejor función digestiva. La fibra de los tomates es un nutriente que favorece el buen funcionamiento gastrointestinal.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here