Jake Lloyd, el niño que dio vida a Anakin Skywalker, en rehabilitación por sus problemas de salud mental | Gente

0
15


Jake Lloyd tenía tan solo 10 años cuando entró a formar parte de la historia de Star Wars. Hizo el casting cuando tenía solo 8 años, y entre los casi 3.000 niños que optaban al papel fue él quien se lo llevó y en la película Episodio I – La amenaza fantasma (1999) dio vida al niño Anakin Skywalker, muchos años antes de que ese dulce e inocente personaje terminara convertido en Darth Vader. Nacido en Fort Collins (Colorado) en 1989, su carrera como actor no terminó nunca de despegar a pesar de formar parte de una de las sagas más rentables de Hollywood, y desapareció del ojo público. La última vez que aparece en los créditos de una película se remonta a 2001 con Madison. Ahora ha sido su madre quien ha concedido una entrevista en la que ha contado dónde está y cómo se encuentra su hijo. La semana pasada cumplió 35 años, y lo hizo en un centro de rehabilitación: Jake Lloyd lleva 10 meses internado para tratar sus problemas de salud mental.

En una larga entrevista exclusiva publicada con Scripps News el lunes 11 de marzo, Lisa Lloyd explica con bastante detalle los problemas de salud mental de su hijo, así como también por qué hoy tiene más esperanzas sobre su recuperación que en los últimos años. A punto de cumplirse el 25º aniversario del estreno de Episodio I – La amenaza fantasma (el próximo mes de mayo), Lisa Lloyd ha pensado que era el momento de contar cómo le ha ido la vida a su hijo desde que apareció en La guerra de las galaxias. “Jake empezó a tener algunos problemas en la escuela secundaria. Empezó a hablar de ‘realidades’. No sabía si estaba en esta realidad o en una realidad diferente. Realmente, no sabía exactamente qué decir a eso”, recuerda sobre el momento en el que notó por primera vez que cambiaba la personalidad de Jake, quien, asegura, está al corriente de que ella ha concedido esta entrevista.

Fue entonces cuando decidió llevar a su hijo adolescente al médico, quien le dijo que podía sufrir un trastorno de bipolaridad. Se le recetaron unos medicamentos, que ella asegura que nunca funcionaron. Pero el tiempo iba pasando y Jake Lloyd logró graduarse del instituto en 2007, y empezó a estudiar en el Columbia College Chicago, pero fue entonces cuando las cosas empezaron a cambiar drásticamente, y a peor. “Faltaba a muchas clases, y me decía que la gente le seguía”, recuerda su madre en la entrevista. También cuenta otros episodios de su hijo, como cuando este afirmaba que veía a personas con los ojos negros observándolo por la calle y que, a veces, entablaba conversaciones por la noche a través de la pantalla del televisor con el presentador del Daily Show Jon Stewart. “No nos dijo que estaba escuchando voces en ese momento. Pero lo hacía”, recuerda también Lisa Lloyd.

En la entrevista ella se muestra tajante también en una cosa: las malas críticas que recibió La amenaza fantasma no llevaron a su hijo a dejar de actuar ni contribuyeron a su enfermedad mental. De hecho, dice, ella le protegió para que ni siquiera fuera consciente de ellas; así que su enfermedad mental “habría sucedido de todos modos”. Además, quiere dejar claro que los motivos que llevaron a su hijo a alejarse de la interpretación fueron dos: las cosas en casa no iban bien (estaban en pleno proceso de divorcio) y él ya no parecía divertirse haciendo audiciones.

Jake Lloyd, durante el Wizard World's Philadelphia Comic Con, en junio de 2011.
Jake Lloyd, durante el Wizard World’s Philadelphia Comic Con, en junio de 2011.Gilbert Carrasquillo (FilmMagic)

Tras poco más de un semestre en la universidad, acabó dejando los estudios en marzo de 2008, y se fue a vivir con su madre a Indiana. Después de varias citas con terapeutas y psiquiatras, finalmente fue diagnosticado de esquizofrenia paranoide. “Cuando [los médicos] finalmente se lo dijeron, se sumió en una depresión todavía peor”, recuerda su madre. A ello se sumó que Lloyd rechazó tomarse la medicación e ir a terapia, pues no consideraba que estuviera enfermo. Por lo que continuaron algunos episodios complicados los siguientes años, que su madre también se anima a compartir ahora. Lisa Lloyd recuerda una vez, en 2015, cuando su hijo fue perseguido por varias patrullas policiales hasta que terminó destrozando su propio coche. Viajaba solo de Florida a Canadá, y tras esa persecución por carretera terminó detenido y acusado de múltiples cargos en el condado de Colleton (Carolina de Sur). Luego él ni siquiera le devolvía las llamadas cuando trataba de conseguirle un abogado, así que se pasó 10 meses en la cárcel. Lisa se negó a darse por vencida y siguió enviándole cartas a prisión. Cuando Jake finalmente la llamó, ella pudo llevarlo a un hospital para recibir tratamiento, antes de finalmente trasladarlo a California. Un tiempo después ocurrió un nuevo episodio: la llamó para decirle que había sido disparado en su propio apartamento, y ella se dio cuenta de que estaba alucinando.

Jake Lloyd en la alfombra roja del estreno de 'Episodio I - La amenaza fantasma, el 16 de mayo de 1999 en Avco Center Cinemas en Westwood (California).
Jake Lloyd en la alfombra roja del estreno de ‘Episodio I – La amenaza fantasma, el 16 de mayo de 1999 en Avco Center Cinemas en Westwood (California).Ron Galella, Ltd. (Ron Galella Collection via Getty)

Ahora Jake Lloyd ya lleva 10 meses ingresado en un centro de rehabilitación de salud mental, en el que está siguiendo un programa de 18 meses. Un ingreso que se produjo después de que en marzo de 2023 le diera un fuerte brote psicótico que le llevó a frenar su coche en una carretera de tres carriles, cuando ella iba de copiloto. “Hubo muchos gritos y chillidos”, recuerda de ese día su madre. Pero ese día, y tras la llegada de la policía, Jake no fue llevado a prisión, sino que fue ingresado en un hospital. Y dos meses después fue trasladado al centro en el que se encuentra actualmente.

“Le está yendo mucho mejor de lo que esperaba, se está haciendo un poco más sociable. Es como recuperar más del viejo Jake, porque siempre ha sido increíblemente sociable hasta que se volvió esquizofrénico”, asegura sobre su evolución. Una dura entrevista en la que también tiene un recuerdo para Star Wars, y asegura que a pesar de lo que pueda creer la gente, su hijo ama todo lo que tenga que ver con La guerra de las galaxias. De hecho, por su 35 cumpleaños le regaló una figura de Ahsoka Tano, personaje de la serie Ahsoka ambientada en el universo creado por George Lucas.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here