El Rojo no aprovechó la ventaja numérica e igualó con Huracán :: Olé

0
16


Independiente perdió dos puntos. Y Huracán ganó uno. Así podría resumirse el partido. Porque el Rojo estuvo 77’ con un hombre más y ocho con dos futbolistas de más, pero no lo supo aprovechar. El conjunto de Tevez jugó un muy mal primer tiempo, con un planteo que no funcionó. Y si bien levantó en el complemento e hizo figura al arquero Galíndez, no logró vulnerar la resistencia de un Globo que, con actitud, garra y sacrificio, rescató un empate.

Tevez metió un volantazo y sorprendió con seis cambios con respecto al equipo que venía de caer por la mínima con Gimnasia. Carlitos, que pretende más generación de juego, dispuso los ingresos de Fedorco, Pérez, Martínez, Quiñónez, Luna y Canelo en reemplazo de Aguilar, Costa, Neves, Lucas González. Toloza y Giménez. De todas esas variantes, sólo las primeras dos fueron obligadas por lesiones musculares. Sin embargo, la planificación previa se alteró de inmediato: Souto fue expulsado a los cinco minutos tras meterle a Damián Pérez un codazo que lo sacó de la cancha.

El imprevisto llevó al Colorado Sava a romper el doble cinco para mandar a Echeverría a cubrir el lateral derecho. El Rojo se encontró rápido en ventaja numérica, lo que sumó peso a la mochila de la responsabilidad. Tuvo un 67% de posesión en la primera etapa, pero no la supo aprovechar porque le faltó alguien que se hiciera cargo de la pelota, que distribuyera y buscara socios para fabricar el espacio. Como le costó construir y no apareció nadie capaz de romper líneas mediante el desequilibrio individual, los dirigidos por Carlitos apostaron a abrir la cancha con los laterales, Isla y Sporle, quienes desbordaron y tiraron centros. En los primeros 45 minutos, tanto el chileno como Ávalos tuvieron las situaciones más claras del Rojo, que en general no logró hacer notar el hombre de más ante un Globo que buscó sacar provecho de las falencias que mostró el visitante en la salida y en el juego aéreo, algo que hizo enojar, y mucho, a Tevez. Huracán, que fue un conjunto vehemente y áspero, también tuvo sus chances: Echeverría y Mazzantti exigieron a Rey.

Huracán 9-2-2024

El resumen del empate entre Independiente y Huracán

La reacción de Tevez

El entrenador de Independiente buscó una reacción en el complemento. Interpretó que a su equipo le faltó gestación y puso a Mancuello y Saltita González por David Martínez y Quiñónez, con la idea de tener un poco más de conexión y de fluidez en la mitad de la cancha. El Rojo salió a presionar con más determinación, achicó líneas hacia adelante para tratar de imponer condiciones y buscó acorralar a los de Parque Patricios. Un rato más tarde entraron Maestro Puch y Toloza para aportar punch y circulación. A partir de las variantes, el visitante fue mucho más agresivo, tuvo más decisión y dinámica para no darles referencias a los marcadores. Fue en ese tramo del encuentro cuando comenzaron a aparecer los espacios ante un Huracán que, producto del empuje del Rojo, se refugió demasiado cerca de su arco y se resignó a encomendarse a una plegaria en cada contragolpe o a tratar de generar infracciones para respirar. Marcone, ya despojado de la preocupación de tener que marcar producto del retraso del contrario, se paró mucho más adelante y se lució al distribuir. El conjunto de Tevez creció y asedió. Y volvió a dejar en evidencia un patrón que se repite: Carlitos últimamente no acertó con los planteos iniciales y su equipo mejoró con la lectura que hizo en los segundos tiempos para ajustar piezas con los cambios.

Fueron varias las situaciones de gol que tuvo el Rojo en el complemento: un bombazo de Ávalos, dos claras de Maestro Puch y un cabezazo de Fedorco al palo. Huracán sólo pudo descansar cuando Pussetto aguantó la pelota y fabricó infracciones. El Globo lo aguantó con fiereza. Independiente, al que suelen pesarle las obligaciones, regaló un tiempo y después estuvo cerca, pero le faltó inteligencia y puntería. Y el empate fue derrota.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here