El príncipe Guillermo vuelve al trabajo mientras Kate Middleton sigue preocupando

0
12


Juanra López

Aviso para navegantes. Kensington Palace está muy pendiente sobre lo que se dice a propósito de
la salud de Kate Middleton y toma cartas en el asunto. En esta ocasión parece que se ha quedado en un desmentido, pero podrían tomar
medidas de mayor calado cuando se den informaciones que no se ajusten a la realidad o contravengan su derecho a la intimidad,
la de su marido y sus hijos.

Según ha desvelado The Times, una de las publicaciones más prestigiosas del Reino Unido, en Kensington Palace están furiosos con
las afirmaciones de Concha Calleja en el programa Fiesta de Telecinco. La periodista afirmó que la princesa de Gales se encontraba en coma a consecuencia de complicaciones de la cirugía abdominal a la que se ha sometido el pasado mes de enero. Sin embargo, todo se ajustó a las fechas anunciadas y no parece que hubiera
ningún tipo de contratiempo.

La colaboradora televisiva afirmó que habían surgido complicaciones en el posoperatorio, que habían llevado a
tomar medidas como intubarla. Sin embargo, todas los indicios señalaban que la recuperación estaba siendo satisfactoria. No en vano, recibió el alta a los trece días de su hospitalización en
The London Clinic, donde fue intervenida. Aunque eso no significa que su dolencia, que no es cáncer, según Kensington Palace, no haya sido seria.

A pesar del desmentido por parte de Buckingham Palace, la periodista española se reafirmaba en lo que había asegurado y suscitado el revuelo en Londres y decía confiar en su fuente después de 27 años dedicada a curbir información sobre la familia real británica: «Lo que ocurre es que se sienten molestos porque hemos descubierto la verdad», explicaba.

Todas las especulaciones en torno a Kate Middleton

Mucho se ha comentado que el comunicado emitido por Kensington Palace era demasiado ambiguo y que el periodo de convalecencia muy largo. De hecho, tanto el príncipe Guillermo como su mujer, Kate Middleton, han preferido mantener en privado
la naturaleza de su dolencia. Con este fin, también se ha evitado que se les fotografíe.
Al contrario que el rey Carlos III, que se mostró inmediatamente después de su operación de próstata,
acompañado por la reina Camilla.

Sin embargo, las malas noticias no tardarían en llagar. Carlos III ahora se somete a
un tratamiento contra un cáncer que no se ha especificado de momento. Esta situación ha provocado la visita relámpago de su hijo Harry, que ha suscitado numerosos comentarios y críticas. Padre e hijo solo estuvieron departiendo durante 45 minutos y parece que las heridas familiares siguen muy abiertas. La posibilidad de un reencuentro de ambos hermanos ha quedado completamente desestimada

Son muchas las informaciones que están surgiendo estos días, no siempre certeras. Por ejemplo, tiene toda su lógica pensar que la princesa no quería que
sus hijos, George, Charlotte y Louis la visitaran en el hospital, pues es un entorno nada agradable para los niños. Algunos expertos royal aseguran además que Kate no quería darle una especial relevancia a la dolencia ante sus hijos. Por otro lado, The London Clinic no permite visitas de menores sin el permiso del hospital por la seguridad de los pacientes. Así que los pequeños tuvieron que esperar a que su madre estuviera en Windsor, una vez ha recibido el alta hospitalaria.

La princesa de Gales sigue sin aparecer públicamente. /

GTRES

Otra de las cuestiones que ha generado cierta controversia es que la princesa de Gales haya decidido
trabajar desde el hospital. Según ha publicado The Independent, parte de la opinión pública ha considerado negativo este gesto. Entienden que un enfermo debe dedicarse a recuperarse y no someterse a ciertas prácticas que califican de neoliberales y que pueden dificultar o ralentizar esa mejora.

Muy importante ha sido también en estos días la conciliación familiar. El príncipe Guillermo
decidió paralizar su agenda hasta que su mujer saliera del hospital. Para él era crucial que sus hijos estuvieran lo más acompañados posible y no echaran de menos a su madre, dentro de las posibilidades. Ahora que ya cuentan con su presencia, ha vuelto al trabajo.

La agenda del príncipe Guillermo se reactiva

Kensington Palace desvelaba esta semana que el hijo de Carlos III y la recordada Lady Di iba a reaparecer este miércoles, como así ha sido, para asistir a dos eventos. El príncipe de Gales ha protagonizado
una ceremonia de investiduras en el Castillo de Windsor y en la tarde noche de este 7 de febrero, acudirá a la gala anual benéfica destinada a London Air Ambulance en el centro de Londres. La agenda de Guillermo han continuado según lo planeado antes de que se anunciara, el pasado lunes, que su padre tiene cáncer.

El príncipe Guillermo ha retomado su trabajo con una audiencia en Windsor. /

instagram

Recordemos que Guillermo fue piloto de ambulancias aéreas y es patrono de la mencionada organización benéfica. Esta mañana ha sido la primera vez que le hemos visto después de las imágenes visitando a su mujer en The London Clinic. En aquel momento estaba muy serio y con aspecto de preocupado, ahora su semblante parece más relajado, aunque los problemas famliares son ahora mayores. Que haya retomado su agenda
es una excelente noticia en lo que a Kate respecta.

El mundo entero está ahora en shock con la enfermedad del rey Carlos, cuya agenda ha quedado suspendida, por recomendación médica. Tras comenzar su tratamiento, se está
recuperando en Sandringham. Tendrán un papel muy activo, sin embargo, su mujer, la reina Camilla, y su hijo Guillermo, quien este miércoles lucía la mejor de sus sonrisas para otorgar 50 honores a figuras destacadas como l
a futbolista Ellen White. Se espera que hable por primera vez de la complicada situación famliar en la gala benéfica de esta noche.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here